BUSINESS BYTES

¿La gestión de datos necesita un director en el Comité de Dirección?

  • Publicado hace 1 año
  • 3 min de lectura

El enfoque actual de las empresas en el área digital ha llevado al incremento de la influencia del marketing en la toma de decisiones sobre TI. Los directores de marketing son parte integrante habitual del Comité de Dirección. En consecuencia, suelen obtener más apoyo y dinero para iniciativas que pueden dar lugar a una mejora de la experiencia del cliente. A la hora de poner en práctica sus proyectos digitales, suelen descubrir una falta de competencias entre los conocimientos sobre la marca del departamento de marketing y los conocimientos de TI del director de marketing. Esto está llevando, cada vez más, al nombramiento de directores de datos en toda Europa.


Muchos líderes de TI admiten fácilmente que están tan centrados en las cuestiones operativas cotidianas que se quedan expuestos al reto del director de datos. El tiempo que se dedica a la gestión trivial significa menos tiempo dedicado al desarrollo estratégico de la empresa. Aunque no hay ningún motivo práctico por el que los líderes de TI no puedan asumir el mando y liderar el cambio de la organización junto con sus compañeros de marketing, todavía hay reticencias. Según Gartner, a más de la mitad (el 51%) de los directores de información les preocupa que la avalancha digital se produzca a mayor velocidad de la que pueden soportar, y el 42 % no cree tener las competencias y capacidades adecuadas para enfrentarse al futuro con seguridad. 


Una posible explicación es el aumento de los datos. Aunque los directores de TI pueden suplir las carencias entre Operaciones y Marketing, tendrán igualmente dificultades para comprender por completo los detalles de analítica. La ciencia de los datos es una aptitud muy especializada y requiere a alguien que tenga experiencia y formación específicas. La falta de competencias analíticas es una cuestión preocupante crucial. Un análisis realizado por la revista informática Computing muestra que mientras que el 26 % de las empresas está usando o tiene previsto usar servicios de inteligencia de datos en la nube, solo el 13 % de todas las empresas encuestadas tiene las competencias necesarias. 


Se han producido intentos para abordar la falta de competencias en el área de gestión de datos. Una iniciativa suprarregional es la European Data Science Academy (EDSA), liderada por la Open University del Reino Unido y que incluye una variedad de instituciones académicas. EDSA ayudará a abordar la demanda de especialistas en ciencia de los datos en el futuro. No obstante, las organizaciones tienen que aprovechar al máximo la inteligencia empresarial ahora. ¿Necesita su empresa un director de datos? ¿Podría ayudar el nombramiento de un "director de datos" en el Comité de Administración a la empresa reconociendo así la importancia de la información?


El nombramiento de un director de datos por sí solo no hará que se produzca inmediatamente un cambio de cultura de la organización. Para que ocurra esto, las empresas deben patrocinar un cambio de comportamiento en toda la organización. Este podría cultivarse a través de la creación de un laboratorio de datos dentro de la empresa, como el enfoque sobre el cambio llevado a cabo por Ocado, o la creación de la iniciativa de los hogares conectados de British Gas. Estas entidades independientes contribuyen a demostrar el valor de los datos para la empresa en general.


En teoría, el director de TI podría asumir muchas de las responsabilidades del director de datos, pero necesita ayuda. Necesita un ayudante de confianza que pueda liderar el enfoque de la organización respecto a los datos, al igual que podría nombrar a un gerente de infraestructura para ayudarle a llevar a cabo las operaciones cotidianas de TI.


La solución al reto de demostrar el valor de los datos en la empresa parece ser empezar con poco, experimentar y recibir el apoyo de los niveles más altos de la organización. Debe haber alguien a nivel directivo, preferentemente el consejero delegado, que apueste por los datos. Con este apoyo, los empleados en toda la organización empezarán a ver cómo pueden crear, gracias a los datos, una visión más profunda de las operaciones rentables y cómo puede la organización atender a sus clientes de formas nuevas y sorprendentes. Un nuevo directivo en el Comité de Dirección no es siempre la respuesta.