BUSINESS BYTES

El dilema de los directores de TI: ¿un cambio drástico o una mejora incremental?

  • Publicado hace 1 año
  • 3 min de lectura

En un mundo perfecto, el DSI tendría una visión estratégica de dónde quiere llegar antes de embarcarse en la transformación de una organización para hacerla más dinámica, creativa o enfocada a los clientes. En la práctica, sin embargo, el cambio informático suele estar gobernado por las preocupaciones del momento y no por ideales a largo plazo.

Aunque la empresa quiera aprovechar las ventajas de las distintas tecnologías digitales, por ejemplo, plataformas móviles, en la nube o de inteligencia empresarial, las iniciativas de puesta en marcha de un plan de transformación suelen quedar paralizadas por las imposiciones de los sistemas de TI existentes. La transición a una configuración bajo demanda y sin limitaciones no es fácil cuando muchos de los sistemas de producción todavía se ejecutan en redes empresariales tradicionales.

Este es el desafío al que deben enfrentarse los DSI. La tecnología, más que ningún otro elemento empresarial, tiene el potencial de revolucionar los procesos operativos, fomentar los beneficios y aumentar la satisfacción de los empleados.

En la actualidad, muchos directores de TI deben conciliar las necesidades de transformación digital con las limitaciones impuestas por los sistemas existentes. Para estos DSI, ¿cuál es la mejor manera de enfocar la transformación de las TI? ¿Deberían introducir cambios paulatinos que no interrumpan la actividad empresarial u optar por una transformación radical?

Lo cierto es que no existe consenso sobre la estrategia correcta. Algunos creen que es mejor hacer borrón y cuenta nueva, mientras que los más cautelosos esgrimen argumentos bastante convincentes en torno al coste, disrupción y posible tiempo de inactividad de semejante opción. En la mayoría de los casos, es responsabilidad del DSI y su departamento garantizar el correcto aprovechamiento de la innovación tecnológica.

Gracias al carácter omnipresente de las TI, los DSI ocupan una posición privilegiada en la mayoría de las empresas, que les ofrece visibilidad de todas las operaciones de la empresa y múltiples puntos de contacto con las distintas unidades empresariales y los clientes finales. Semejante interactividad debería ser la piedra angular sobre la que reconstruir la empresa según una visión centrada en las TI. Al mantener un diálogo con los distintos grupos de interés, los DSI pueden llegar a comprender muy bien qué sistemas deben invocarse y cuándo.

La implementación de la transformación es, sin embargo, la parte más difícil del proceso. Como se ha mencionado anteriormente, muchos de los sistemas de producción centrales están demasiado enraizados en las operaciones cotidianas. Por ello, es difícil experimentar con tecnologías disruptivas sin que ello repercuta en los procesos empresariales.

En toda empresa existen grupos de empleados que se resisten a los cambios y la introducción de nuevas ideas. En lugar de desanimarse, los DSI deben sacar su espíritu emprendedor y vender el valor del cambio y sus ventajas para la empresa. Deben estudiar las nuevas ideas con entusiasmo y celeridad, y sin miedo a cometer errores.

Los ejecutivos de TI deben enfrentarse a cada proyecto informático tal como un emprendedor consideraría una nueva inversión. En lugar de hablar del potencial disruptivo de las tecnologías digitales, las empresas deben concentrarse en las oportunidades de reemplazar procesos heredados que resultan ineficaces y frustrantes.

La introducción de un cambio drástico en TI es una oportunidad de conseguir objetivos estratégicos más amplios con un verdadero potencial de transformación. En lugar de la planificación continua de avances incrementales, las empresas deberían atreverse a deshacerse de las estructuras obsoletas y volver a concentrarse en la persecución de sus objetivos siguiendo un enfoque de transformación.

Al conseguir el apoyo del resto de la empresa, los DSI pueden desarrollar una estrategia de transformación que invalide los problemas asociados a las tecnologías heredadas y saque el máximo partido de los sistemas y servicios digitales.



[References]
https://enterprisersproject.com/article/2015/3/3-ways-cios-can-embrace-disruptive-technologies-without-ignoring-legacy-it
http://blogs.wsj.com/cio/2012/11/30/cios-must-embrace-risk-to-achieve-greater-innovation/