no consumer
Wildlife eagle sea

Objetivos para naturaleza y fauna salvaje

Acércate más que nunca a la naturaleza

La fotografía de naturaleza trata de captar al sujeto en su entorno natural. Es preciso conocer las costumbres del sujeto, así como otros muchos factores como, por ejemplo, los lugares que frecuenta durante el día, la posición del sol en relación al mismo y la menor distancia a la que puedes acercarte a él sin molestarle. Algunos de estos factores influyen sobre el tipo de objetivo que debes utilizar para tomar fotografías.


Conoce al sujeto

Es importante probar y planificar lo que deseas captar. Por ejemplo, si tienes la suerte de encontrarte en un parque natural donde los animales están acotados, probablemente sabrás dónde es más probable que se encuentren durante el día, así que podrás plantearte dónde deseas situarte con respecto a la luz y a la distancia de ellos. También es posible que te interese plantearte la acción que quieres plasmar para tener en cuenta los aspectos del comportamiento del animal, como cuándo está más o menos activo. Si vas a encontrarte en una situación en la que no puedes planificar lo que vas a fotografiar, como en un safari, por ejemplo, no siempre tendrás la opción de planificar las fotografías, así que todo se reduce a calcular la distancia a la que vas a estar del sujeto y a los tipos de animales que vas a ver. Todos estos aspectos influyen a la hora de elegir el objetivo.

Ponies sunrise relaxed
Realizada con EF 70-200mm f/2.8L IS II USM
  • f/5.6
  • 1/4000
  • 800

Guarda las distancias

Es posible que no siempre puedas acercarte físicamente al sujeto, bien porque sea peligroso o porque pueda percatarse de tu presencia si te acercas demasiado. Por eso, para la fotografía de naturaleza por lo general se utilizan teleobjetivos con una longitud focal de 300 mm o más, ya que ofrecen una buena ampliación, para que puedas guardar las distancias con el sujeto, y al mismo tiempo rellenan el encuadre. Sin embargo, hay factores, como el tamaño de los animales que estás fotografiando, que empiezan a entrar en juego si lo que vas a retratar es un pájaro pequeño, ya que en ese caso necesitarás mucha más ampliación para captar los detalles; algo más cercano a los 600 mm.

Monkey climbing candid
Realizada con EF 70-200mm f/4L IS USM
  • f/4
  • 1/80
  • 3200

Capta la acción

Cuando fotografíes animales que se mueven rápido, como leopardos pequeños o pájaros, querrás disponer de la mayor velocidad de obturación posible. Si eliges un objetivo con abertura rápida, podrás aprovechar más la luz disponible, así que te ayudará a congelar el movimiento del sujeto y a tomar una imagen nítida. Un teleobjetivo con una amplia abertura como, por ejemplo, el EF 300 mm f/2,8L IS USM, sacará el mayor partido posible a la luz disponible y te permitirá detener la acción.

Whale tail ocean action
Realizada con EF 70-200 f/2.8L IS II USM + 2x III
  • f/8
  • 1/1600
  • 400

El momento de día

Cuando fotografías naturaleza, lo que quieres es aprovechar al máximo la fuente de luz disponible (el sol). Generalmente, hay tres horas del día con mejor iluminación para fotografiar naturaleza: la mañana, el mediodía y la noche. La hora después del amanecer y la hora antes del anochecer se conocen como las horas doradas. Estos momentos, hay una iluminación mucho más suave, ya que la luz del sol tiene que recorrer más atmósfera debido a la posición del sol con relación a la Tierra y esto también produce sombras más alargadas, que dan un efecto más dramático. Si fotografías al mediodía, gozarás de una luz más clara del sol, lo que brinda una iluminación de alto contraste desde arriba y ayuda a eliminar las sombras largas en la escena.

Eagle flying sea action

Condiciones de captura

Cuando intentas fotografiar animales en su hábitat natural, como en el desierto o en un safari, es posible que te encuentres en situaciones extremas en las que necesitas saber que tu equipo funcionará, independientemente de lo que le pongas por delante. En estos casos, un objetivo de la serie L de Canon es lo más conveniente, junto con un cuerpo de cámara que proporcione sellado contra las inclemencias meteorológicas. Gracias a la resistencia al polvo y a las inclemencias, podrás salir al aire libre y tomar imágenes en las más duras de las condiciones. Además, los objetivos de la serie L tienen la ventaja añadida de que utilizan los diseños ópticos y las tecnologías más avanzados de Canon para disfrutar de un rendimiento revolucionario.

Two seals iceberg
Realizada con EF 70-200 f/2.8L IS II USM + 2x III
  • f/7.1
  • 1/1000
  • 800

La cámara influye en la elección del objetivo

Los objetivos EF-S de Canon están diseñados exclusivamente para cámaras con sensor APS-C, como la EOS 760D, y no son compatibles con modelos de formato completo (full-frame), como la serie de cámaras EOS 5D.

Los objetivos EF se pueden utilizar con cualquier cámara réflex digital EOS, pero cuando se utiliza un objetivo EF en una EOS de tipo APS-C, proporciona un ángulo de visión equivalente al de un objetivo con una longitud focal 1,6 veces mayor en una cámara de formato completo (full-frame). Por ejemplo, un objetivo de 300 mm que se utilice en una EOS 760D ofrecerá un ángulo de visión equivalente al de un objetivo de 480 mm en una cámara de formato completo (full-frame), lo que significa que el motivo aparecerá más grande en el encuadre.

Deer full frame sensor wildlife

SENSOR DE FORMATO COMPLETO (FULL FRAME)

Deer APS-C sensor wildlife

SENSOR APS-C

Comprende la abertura y la velocidad de obturación

La abertura no solo deja pasar más luz, sino que también ayuda a aislar el sujeto del fondo, ya que disparar a una velocidad de abertura mayor, como a f/2,8, reduce la profundidad de campo. Comprender la relación entre la abertura y velocidad de obturación es extremadamente importante para los fotógrafos, sobre todo para plasmar la naturaleza. Por ejemplo, aumentar la abertura en un punto (p. ej., de f/4 a f/2,8) duplica la cantidad de luz que alcanza el sensor, lo que significa que puedes utilizar una velocidad de obturación el doble de rápida y eso te permitirá captar sujetos en movimiento con facilidad.

Blue parrot claw wildlife
Realizada con EF 70-200mm f/2.8L IS II USM
  • f/2.8
  • 1/1250
  • 3200

La elección del objetivo

  • ¿Necesitas un objetivo que te acerque al sujeto sin alterarlo? En ese caso, un objetivo con una longitud focal de 400 mm o más sería el adecuado, ya que permite llenar el encuadre sin necesidad de acercarte.
  • ¿El motivo se mueve rápido? Si es así, necesitarás una abertura rápida (p. ej., de f/4 o f/2,8) con el fin de aprovechar al máximo luz disponible para poder aumentar la velocidad de obturación. Los objetivos de focal fija son los que tienen aberturas más rápidas, por lo deberías optar por uno de ellos. 
  • ¿Necesitas cierto grado de resistencia para disparar en condiciones adversas? Entonces deberías seleccionar un objetivo de la serie L de Canon, para disfrutar de una mayor durabilidad.

  • ¿Necesitas cambiar rápidamente de composición sin moverte? Si la respuesta es sí, deberías decantarte por un objetivo zoom de entre 100 mm y 400 mm, para disponer de más flexibilidad en la composición sin tener que cambiar el objetivo o acercarte más al sujeto.

Horses beach action wildlife

La naturaleza al límite

Animales más pequeños

Los objetivos macro son una elección estupenda para fotografiar insectos y otros animales pequeños. Con estos objetivos puedes guardar una distancia suficiente entre el sujeto y tú (para que no molestarlo), pero te permiten llenar el encuadre. Gracias a un objetivo macro con Estabilizador de la Imagen como, por ejemplo, el EF 100 mm f/2,8L Macro IS USM, puedes disparar cámara en mano en condiciones que normalmente requerirían un trípode.

Macro butterfly colourful insect
Realizada con EF 100mm f/2.8L Macro IS USM
  • f/8
  • 1/400
  • 400

Trípode

Cuanto más larga sea la longitud focal, más probable será que necesites un trípode, pues cualquier vibración del cuerpo de la cámara se exagera más cuanto mayor sea la distancia focal que utilices. Comprar un objetivo con Estabilizador de la Imagen reduce drásticamente la necesidad de usar trípode, ya que reduce la trepidación. Sin embargo, si debes esperar mucho tiempo, es posible que tengas que mantener la cámara y el objetivo en una posición fija. En este caso, puede resultar útil disponer de un trípode o monopié.

Squirrel frozen in motion wildlife
Realizada con EF 70-200mm f/4L IS USM
  • f/4.5
  • 1/250
  • 1000

Uso de los teleconvertidores

Si el objetivo admite teleconvertidores, puedes ampliar fácilmente el uso de tu objetivo, puesto que te permiten acercarse aún más al sujeto. Sin embargo, si vas a utilizar un teleconvertidor, ten en cuenta que reducen la cantidad de luz que llega al sensor de la cámara. Si utilizas un teleconvertidor EF 1.4x III, perderás 1 punto de luz, y con un EF 2x III, 2 puntos de la luz. Esto influye sobre la abertura máxima del objetivo y sobre la mayor velocidad de obturación que se puede conseguir, por ejemplo, f/4 pasa a ser f/5,6, lo que puede que no sea adecuado para fotografiar sujetos en rápido movimiento.

Two seals sea action wildlife
Realizada con EF 70-200mm f/4L IS USM + 1.4x III
  • f/6.3
  • 1/500
  • 400

Una selección de objetivos de naturaleza para profesionales

EF 300 mm f/2,8L IS II USM

Este objetivo de serie L de alto rendimiento con Estabilizador de la Imagen de 4 puntos, es famoso por su capacidad para alcanzar niveles sorprendentes de nitidez, color y contraste, incluso aunque se utilice un teleconvertidor para aumentar la ampliación de teleobjetivo, sin perder su extraordinaria nitidez.

Ver detalles

EF 300mm f2.8L IS USM pack shot